Unnatural Selection

Por Henry Ayala

Ollanta Humala es el virtual ganador de estas elecciones presidenciales. La democracia es la ganadora indiscutible del escrutinio, el cual se percibió bastante polarizado e hizo recordar en ocasiones al peleado MVLL-Fujimori de los 90s. Es más, los resultados al conteo rápido son prueba fehaciente de lo dividido que resultó estar el Perú a la hora de ir a votar. Los peruanos discernimos entre la moralidad, el retroceso, las dudas y las certezas avocados hacia la construcción de un futuro mejor. ¿En estas elecciones ganó el Perú? ¿Qué significan estos resultados electorales? ¿Ahora qué hacemos? Vamos por partes.

Probablemente, sobre todo a la hora de acudir a nuestros locales de votación el 10 de abril, nunca nos hubiéramos imaginado (trágame tierra) a los dos candidatos que quedarían para el segundo round electoral. “No eligieron los ignorantes, eligieron los ignorados” decían por ahí, recordando lo escindido que está el país en materia de construcción del Estado-nación. Keiko Fujimori, para muchos, representaba la corrupción y la tacleada continua a los derechos humanos (cortesía de Fujimori Sr.); mientras que Ollanta Humala, para otros, era la viva imagen del chavismo venezolano y la de un fantasma estatista ensimismado en declararles la guerra a los chilenos. Fueron casi dos meses de parafernalia electoral y campaña sucia: ataques, metidas de pata de voceros, cambio de planes, acogida de técnicos, llamadas telefónicas y un larguísimo y estruendoso etcétera. El Perú, una vez más, se partía en dos bandos pidiendo la cabeza del líder opuesto, dividiendo universidades (sí, la PUCP estaba dividida, duela a quien le duela), familias e incluso grupos de amigos ante las preferencias electorales de cada votante.

Si bien se habló de reforma del modelo económico, esta segunda vuelta no se trató de ricos vs. pobres. Siendo ambos candidatos catalogados como más asistencialistas o más cercanos al horizonte estadonacional (según Alberto Vergara, el que pide a gritos formar parte del estado-nación), urgió la necesidad de pelear voto a voto el sector CDE. Incluso el AB no tuvo un candidato fijo. En los 90’s, por ejemplo, se habló de un 80% de votos de la clase socioeconómica alta para Vargas Llosa. A punta de intelectuales y faranduleros, Humala y Fujimori (respectivamente) remecieron el país en busca de ese voto indeciso proclive a dibujar falos en las cédulas (maximum trolling?). [1]

Se podría hablar de un clivaje, palabra fetiche de los politólogos, para caracterizar estas elecciones. Tal vez decir que el país se dividió entre NAKers (No a Keiko) y Fujimoristas no sea tan arriesgado. En fin, ¿no fue el “Fujimori Nunca Más” capaz de reunir a unas cinco mil personas en el centro de lima en protesta contra lo que significó (y significa) el fujimorismo?[2]. Poco a poco el Instant Memorex [3] surtió efecto dentro de las mentes de miles de compatriotas, creando así un grupo de ciudadanos prestos a defender su memoria y no dejar impunes las miles de pérdidas humanas causadas durante los 90s. El hashtag #26M en twitter solidifica ese rotundo NO que se gritó a viva voz en campo de Marte, deseoso de encaminar el país en el aprendizaje de sus errores.

Ojo que estar en contra de Keiko no significa una devoción total a Ollanta: El NAK demuestra una acción colectiva basada en la dignidad del pueblo peruano y el total rechazo contra el autoritarismo y la corrupción vivida en los años 90 bajo el fujimorismo. Un No a Keiko no es un Sí a Humala rotundo. Si hubiera sido Toledo o PPK el contendor de Fuerza 2011, habrían obtenido la misma campaña indirecta y el beneficio del “anti-voto” que obtuvo el candidato nacionalista; y viceversa si se tratara de los anti-Chávez. El objetivo del NAK era claro: si hubo personas u organizaciones que trataron de enrumbar dicho fin hacia uno más proselitista a favor a la candidatura de Humala, sería tan reprobable como la propia polarización de los medios.

AL parecer la victoria de los NAKers se asoma por la ventana como el amanecer. Al final no ganó el regreso al fujimorismo y se viene un nuevo rumbo nacionalista. Sin embargo, la noche pasada nos deja un ambiente de guerra civil que resolver: una dura batalla se llevó a cabo durante dos meses en nuestro país. Naranjas y rojos, urbanos y rurales, limeñitos y provincianos: Lo que se necesita ahora es amistar de nuevo a estas dos mitades de electores. Si algo demostraron estas elecciones es que la imponente Lima no decide por sobre el Perú entero. Es menester sanear los pesares y las enemistades causadas por esta competencia electoral para dar frente a una nueva concertación, capaz de enrumbar al país hacia un crecimiento sostenible, contribuyendo con una distribución de la riqueza que no se base en una política de “chorreo”. Se necesita hacer tangibles los porcentajes de lucha contra la pobreza, que tanto Alan García pavoneaba en conferencias, para el ciudadano de a pie: Ganara quien ganara, el Perú seguiría estando ahí, el tiempo no se detendría, el peruano igual lucharía día tras día por un mejor mañana. “A pesar de todo yo me quedo en el Perú, y tú?”[4]. El siguiente paso hacia la reconciliación de estos dos frentes queda de nosotros. Izquierdistas, NAKers, Fujimoristas, PPKausas: El futuro lo hacemos todos.

Finalmente, las dudas de Humala siguen teniendo la posibilidad de convertirse en certezas en el nuevo gobierno que se aproxima. Por ello, nuestro papel como ciudadanos ahora debe ser la constante fiscalización de las buenas prácticas gubernamentales y el respeto a los derechos humanos y la democracia. Esas mismas personas que acudieron a marcar la O en la segunda vuelta serán también las primeras en marchar por la democracia ante cualquier intento golpista o movida de corte autoritario en el gobierno que se avecina. Vigilantes, vigilantes peruanos con el nuevo gobierno para asegurar el futuro de nuestra amada democracia.

Concluyo con la frase con la cual un conocido y cachetón blogger tituló su columna dominical: Bienvenidos a la resistencia. Esa resistencia que no se quedará callada ante las irregularidades que puedan surgir durante el periodo de Humala, que estará pendiente con cada punto del plan de gobierno y pretenderá colaborar con el proyecto país que todos queremos. Dicho bastión no solo se debe tratar de dar la contra cual necio: involucra una visión más constructiva que destructiva, en donde a todos nos une el mismo sentimiento de asegurar el sendero de crecimiento que nuestro país va logrando al caminar durante gestiones anteriores. Que nuestro (virtual hasta ahora) nuevo presidente tenga en cuenta que por cada Bagua, petroaudio o “disolver!” habrán cientos de protestas y movilizaciones en pro de la democracia y el buen gobierno. Oposición somos todos. El 5 de junio al votar por Humala no firmamos un cheque en blanco.

La resistencia comienza aquí y ahora.

Sountrack: Unnatural Selection – Muse

VANGUARDIA UNIVERSITARIA – PRONUNCIAMIENTO

Lima, 27 de Mayo de 2011

A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA

El Movimiento Estudiantil Vanguardia Universitaria como expresión democrática de jóvenes universitarios, preocupados por la universidad y el país, tiene como eje central de sus acciones el fortalecimiento de los principios del sistema democrático de gobierno y los derechos y libertades ciudadanas desde las esferas de la participación estudiantil.

Asimismo, ratificamos  y defendemos que los espacios de representación en el cogobierno universitario y el gremio estudiantil deben recoger las reales aspiraciones e intereses de nuestros compañeros para lograr el mayor bienestar posible de la comunidad universitaria.

En ese sentido, hacemos de conocimiento público a la comunidad universitaria lo siguiente:

  1. Afirmamos que la democracia, con la interacción global y permanente de los representantes y ciudadanos, busca resolver los conflictos inherentes a la existencia de mayorías y minorías distribuyendo el poder de manera proporcional y justa entre los sectores ciudadanos.
  1. Reconocemos el “principio de la mayoría” como un principio de legitimación de las decisiones provenientes de las instancias deliberativas y de representación; sin embargo, este principio debe ser acompañado de una real voluntad por armonizar las voluntades e intereses individuales de la comunidad.
  1. Denunciamos el abuso y tergiversación del “principio de la mayoría” en diversas instancias de representación estudiantil y gremial actualmente; a saber: Asamblea de Delegados de Ciencias Sociales, Asamblea de Delegados de Estudios Generales Letras, Asamblea de Delegados FEPUC.
  1. En las instancias mencionadas, en sus múltiples pronunciamientos y votaciones, los delegados han incurrido en el grave error de instrumentalizar la voluntad de una mayoría numérica para sobreponer sus intereses individuales a los reales intereses del total de los estudiantes.
  1. En este escenario se ha convocado a una consulta de bases donde la Asamblea de Delegados FEPUC ha recortado y mermado el derecho legitimo de los estudiantes a manifestarse libremente; los delegados pretender imponer sus intereses en desmedro de los derechos y libertades de las minorías que podrían diferir de ellos.

Por lo expuesto, hacemos un llamado al total de los estudiantes hábiles para votar en la consulta de bases a manifestar su RECHAZO a las prácticas antidemocráticas y totalitarias incurridas por los Asambleas mencionadas votando por NO PRONUNCIARSE en las condiciones que se nos pretenden imponer.

Movimiento Estudiantil Vanguardia Universitaria

HABEMUS DEFENSORÍA

por Oscar Miguel Escalante

El 9 de mayo, la Asamblea Universitaria decide aprobar la Defensoría de Derechos Universitarios.

¿Cómo surge la iniciativa?

Como la misma REA reconoce, hacia el 2005, Vanguardia Universitaria ocupaba la Mesa Directiva de la Federación de Estudiantes de la PUC [FEPUC] y el equipo conformado por Santiago Alayza, Andrés Abugattas, Omar Alvarado, Claudia Dávila y Martin Soto pusieron en debate la propuesta de crear la Defensoría de Derechos Universitarios.

Muchos años han pasado desde entonces, pero la aprobación de la iniciativa merece que se reconozca el trabajo de todos los que trabajaron a favor del proyecto hasta su aprobación. Entre los que recordamos al padre Rómulo Franco, los profesores Elmer arce y Ciro Alegría y el Dr. René Ortiz, Secretario General de la Universidad.

Los Representantes Estudiantiles, de diversa camiseta, han sabido reconocer la valía e importancia de la propuesta hasta su actual aprobación; sin embargo, vale recalcar la labor de los vanguardistas que idearon el proyecto, pues surgió sin la necesidad de caer en gastos superfluos como los mencionados aquí y aquí.

Esta es una muestra concreta de que nuestra creación y existencia no se deben a los procesos electorales, existimos desde mucho antes, gestamos propuestas con vision de futuro y nuestras preocupaciones están, estarán, siempre con la universidad, los estudiantes, nuestros ideales y el país.

Desde aquí, mis felicitaciones y reconocimiento a todos los que hicieron posible que esta propuesta sea aprobada, especialmente, a todos los vanguardistas arquitectos del proyecto.

Fruto de esa tradición e historia, la capacitación constante hacia los nuevos vanguardistas es prioridad, aquí una muestra de ello: http://www.facebook.com/index.php?#!/quemivozseescucheenlapucp.

Comunicado de Vanguardia Universitaria

 A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA

El Movimiento Estudiantil Vanguardia Universitaria, fundado en 2003, ha mantenido durante su existencia una línea responsable, articulando de manera coherente el discurso con la praxis y la acción colectiva. Es un Movimiento que existe más allá de los procesos electorales y se debe a la universidad, los estudiantes, nuestros ideales y, principalmente, al país.

Vanguardia Universitaria se caracteriza por enfrentar siempre con verdad y altura los diversos acontecimientos, tanto universitarios como nacionales. En atención a ello, es necesario hacer de conocimiento público lo siguiente:

Jean Pierre Flores De La Cruz no forma parte de Vanguardia Universitaria.  Ha sido separado de nuestra institución.

  1. El señor Jean Pierre Flores De La Cruz ejerció el cargo de Vicepresidente del Consejo Directivo 2010 – 2011 de nuestra institución,  y ejerce como Representante Estudiantil ante la Asamblea Universitaria y Consejo Universitario como parte de Vanguardia Universitaria.
  2. El día 29 de Enero de 2011, se presentaron ante la Asamblea General  los siguientes puntos en contra de Jean Pierre Flores:
  • No presentar informes regulares ante la Asamblea General ni al Consejo Directivo del Movimiento sobre el ejercicio de sus funciones, desatendiendo a lo dispuesto por los Estatutos, la Asamblea General y el Consejo Directivo que él mismo integraba
  • Actuar de manera indisciplinada al interior del movimiento, ofendiendo por medio de la atribución de actos impropios  a un miembro asociado.
  • Propiciar la división del Movimiento en concordancia con sus intereses individuales, valiéndose de su cargo directivo.

Ante los hechos mencionados, en aplicación de lo establecido en los Estatutos, vigentes para todo integrante dela Asociación, en el Titulo IV: De las Faltas y Sanciones, Artículo 16, incisos a, b, y d, así como en el Artículo 21, la Asamblea General decide:

Separar al señor Jean Pierre Flores De La Cruz de la Asociación, así como del puesto directivo que venía ocupando. NO cuenta con legitimidad para obrar en nombre de Vanguardia Universitaria, ni con facultades de representación en ningún escenario.

Pando, 10 de mayo de 2011

                                                     Consejo Directivo 2010 -2011
                             Movimiento Estudiantil Vanguardia Universitaria

God bless America

Por: Estelí Vela

Hoy EEUU no sólo ha reafirmado su poder como Estado en el sistema internacional, sino también ha reafirmado su calidad de potencia. Hoy, domingo 01 de mayo a las 23.30 horas, se anunció que un comando norteamericano eliminó a tiros en Pakistán al líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden. Pero, ¿qué significa la muerte de Bin Laden? La eliminación del grupo terrorista Al Qaeda fue asumido como de absoluta importancia, no sólo por ser el declarado como responsable del más grande ataque terrorista de la historia norteamericana, sino porque el ataque a las torres del World Trade Center pudo llevarse a cabo y contra uno de las potencias aparentemente intocables: EEUU.  Es a raíz de este hecho que se desata una guerra contra un enemigo inconcreto, la primera guerra iniciada en el siglo XXI.

El 11-S representó un fuerte golpe a las bases del poder  de EEUU, poniendo en duda su intangibilidad frente al escenario internacional, dejando vulnerables su capacidad de poder militar y de defensa, como su capacidad para defender su soberanía territorial como Estado. En suma el 11-S representó un jaque mate al poder de EEUU.  Por lo que los excesivos esfuerzos emprendidos por el Departamento de Defensa en tanto servicios de inteligencia como  los interrogatorios en la Base Guantánamo y en suma el costo militar, económico y político que representó la medida emprendida post 11-S, tenían como objetivo la eliminación del enemigo, el terrorismo, personalizado en el líder Osama Bin Laden.

Objetivo que ha sido cumplido hoy. Las declaraciones del presidente Obama rescatan tanto los esfuerzos emprendidos por EEUU por encontrar al máximo líder y así derrocar a AlQaeda, destacando así la voluntad política de dicho Estado para usar su capacidad militar y política para lograr el objetivo que se propusieron, como también destacar su capacidad como nación norteamericana, sus valores como ciudadanos estadounidenses, de lograr todo aquello que se propongan.

Sin embargo hay algo que parece haber perdido atención: Guantánamo.  Es decir, ¿se podría aceptar que las operaciones militares emprendidas con el fin de acabar con el líder del grupo terrorista que desafió el poder  de EEUU con el mayor atentado registrado en la historia, fueron justificadas, bajo la idea de que el fin justifica los medios?  Si hacemos una ponderación, valió la pena la Guerra de Iraq, alegando que Saddam Husein y AlQaeda cooperaban en el desarrollo de armas de destrucción masiva, ocupación que dejó el saldo de 109 032 muertos, 66 081 de los cuales fueron civiles  y con un costo de $500 000 millones de la Oficina de Presupuesto del Congreso, se podría justificar los  alrededor de 800 detenidos en la Base Naval Guantánamo desde el 2002 la mayoría sin cargos ni juicio, y las evidencias de tortura y violaciones de DDHH presentada por la ONU y Amnistía Internacional, registrándose el suicidio de 5 hombres y que 12 de los detenidos fueron menores de 18 años.

Sin contar la desacreditación internacional frente a los demás Estados respecto a la política militar emprendida por EEUU, así como la respuesta más agresiva y radical en declaraciones de líderes del Islam  en rechazo a lo que EEUU representa. Así como el número de ataques terroristas no ha disminuido, sino más bien se ha mantenido (11 ataques post 11-S registrados hasta el 2007). Entonces ¿qué es lo que se consiguió con esta política militar emprendida? En ese sentido volvemos a lo expuesto al principio. Estados Unidos ha demostrado su capacidad para movilizar sus recursos tangibles e intangibles para lograr un objetivo trazado.  La lucha contra el terrorismo no ha sido solo un objetivo de un Estado, ha sido internacional; logrando movilizar e influir en otro países como España, Gran Bretaña en el 2003 o Arabia Saudita en el 2011 para realizar acciones conjuntas en torno al mismo objetivo demuestra la capacidad de EEUU para dirigir la agenda internacional de otros Estados y de la comunidad internacional. Y de esta manera ha demostrado que es capas de de influenciar en el rumbo del Sistema Internacional, en una sola palabra EEUU ha reafirmado su poder, como nación y como Potencia.

Bibliografía:

Cifras Guantánamo: http://www.es.amnesty.org/contra-terror-justicia/eeuu-y-la-guerra-contra-el-terror/guantanamo-en-cifras/

http://news.bbc.co.uk/2/hi/americas/4720962.stm

Costo Iraq: http://www.generacion80.cl/noticias/columna_completa.php?varid=241

Imagen extraída de: http://www.homorazzi.com/article/osama-bin-laden-dead-president-barack-obama-video-address-pakistan-terrorism/

Vanguardia Universitaria – Pronunciamiento

A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA

El Movimiento Estudiantil Vanguardia Universitaria, en casi ocho años de existencia institucional, ha considerado la defensa de la libertad, justicia, solidaridad, igualdad y verdad como su bandera para el establecimiento de una sociedad democrática de contenidos inclusivos e igualitarios; en ese sentido, ante los primeros resultados del proceso electoral nacional, hacemos de conocimiento público a la Comunidad Universitaria y sociedad en su conjunto lo siguiente:

  1. La Asamblea General del Movimiento ha decido no apoyar institucionalmente a ninguno de los candidatos presidenciales ganadores de la primera vuelta y clasificados al ballotage. Siendo importante para nosotros, como institución, no tomar posturas que incentiven la polarización de las personas, así como trabajar por la concertación de los diversos sectores de la sociedad, para el bienestar común. Asimismo, ratifica la libertad de cada uno de los vanguardistas para tomar posturas individuales en el proceso electoral en curso.
  2. Consideramos que las candidaturas clasificadas generan dudas y temores en algunos sectores de la ciudadanía en cuanto al respeto de las bases y fundamentos del sistema democrático de gobierno. Es por esto que exigimos a ambos candidatos y sus agrupaciones aclarar pública y definitivamente, a través de exposiciones y debates, sus diversas posturas, planes de gobierno y compromiso democrático, con el objetivo de fomentar un voto consciente e informado.
  3. Asumimos la responsabilidad de defender la consolidación, respeto y garantía de los principios democráticos de gobierno, el Estado de Derecho, los Derechos Humanos y las libertades sociales, políticas y económicas, durante el proceso electoral y con el gobierno electo.
  4. Proponemos públicamente a las organizaciones estudiantiles, asociaciones civiles, autoridades estudiantiles, representantes gremiales, estudiantes interesados y demás expresiones de la Comunidad Universitaria demostrar que, más allá de nuestras diferencias, defendemos los principios y valores que sustentan a una sociedad democrática, estando a la altura y capacidad para un  trabajo conjunto y coordinado en la construcción de un mismo proyecto: nuestro país, el Perú.

Tomando en cuenta todo lo anterior, en el transcurso de los últimos días venimos sosteniendo reuniones con los actores mencionados para establecer una agenda de trabajo conjunta en pos de la Democracia. En los próximos días, anunciaremos los resultados de estas reuniones y las actividades a realizar.

Movimiento Estudiantil VANGUARDIA Universitaria

Pando, 25 de Abril de 2011

Los nuevos políticos

por David Pimentel

Durante estos casi dos años que llevo en la universidad y al ver pasar por mis narices tanta gente que forma parte del espectro político universitario  y al ser yo, de alguna manera y sin duda, parte de este mundo que cada vez va cobrando más adeptos; siempre me queda rebotando una duda que mira de reojo hacia el futuro: ¿Cómo deben ser, o como deben formarse los nuevos políticos?
Esta nueva generación que comparte el campus conmigo será la que finalmente en algún momento llegue a tener altos cargos estatales o de una tremenda influencia social por lo que, su formación influirá mucho en cómo se tomarán las decisiones en el país. Es esta formación la que me preocupa, o el uso que las nuevas generaciones hacen de ella, pues sigo viendo cómo se van generando pequeñas maquinas doctrinarias, personas que tienen planteado un discurso antes de haber pasado un tiempo de observación previo. Se está repitiendo la historia y los políticos nuevos quieren copiar y tener las mismas mañas que los viejos, sin embargo constantemente están rebelándose frente a la tradición. El  juego de egos es terrible dentro de la escena política, y es alimentada por los cargos y el prestigio que pueden tener o los beneficios que pueden traer (el comienzo de la corrupción). Cuando ser político no conlleve poder alguno será el día que empezarán a verse las caras sinceras. Las buenas intenciones existen, pero creo que siempre han existido.

Mi generación de políticos está empezando lastimosamente a parecerse mucho a las que la anteceden, gente que sabe dar respuestas muy elaboradas y con bastante palabra rebuscada para decir lo mismo, discursos ya muy manoseados que dichos con nuevas palabras y nuevas jergas se refrescan cada generación pero no cambian. La creatividad se ha dejado de lado, la rebeldía juvenil se usa del cuerpo hacia afuera cuando podría usarse del cuerpo hacia adentro.  Los discursos se hacen cada vez menos digeribles para las personas comunes y esto va alejando a personas valiosas. Los momentos de contiendas electorales acercan a las masas no porque estén en cuestión voluntades políticas, sino porque como toda contienda donde hay bandos, la rivalidad genera expectativa. Los políticos de ahora no hacen nada para que sus acciones sean atractivas y se pierden cuestionando pensamientos arcaicos.
Frente a esto, y desde esta libre tribuna quiero poner en cuestión a las generaciones políticas que se están incubando y de alguna manera reflexionar sobre qué clase de políticos y personas buscamos e intentamos formar.
En el curso de dibujo nos dicen que observemos. Observando y observando bien podemos describir lo que nuestros ojos ven. Sólo así podremos tener buenos trabajos, no podemos anticiparnos a la realidad pues ésta es más rápida y ha estado aquí antes que nosotros. Cada vez el ojo se va puliendo para describir mejor las imágenes que llegan a nuestros cerebros.  Dibujar es un ejercicio que toma tiempo. De la misma forma, un político debe tener esta sensibilidad para poder tener un panorama exacto de la realidad, de dónde está parado respecto a lo que está viendo, de qué tan lejos se encuentran las cosas, el tamaño de los personajes que va a observar y su relación con los demás objetos que forman parte de la escena. Debe por un momento ser un ilustrador de lo que sucede. Si no cumplen con este requisito se vuelven tan inefectivos como quien intenta dibujar una casa, sin antes haberla visto.

Los nuevos políticos deben ser sensibles, personas con bastantes capacidades que se afiancen en un temperamento de líder. Los nuevos políticos no sólo deben estar preparados para dar respuestas sobre historia o teoría política, deben haber vivido bastante, deben conocer cómo se siente, deben haber estado en el lugar de alguien. No pueden vivir cerrados bajo un sesgo ideológico, pues el mundo lastimosamente no vive separado. El político que se busca puede controlar su ego y su furia, debe saber escuchar toda clase de música como quien atiende a una persona mientras habla y va descifrando códigos de significado y significante, debe ser creativo, porque las respuestas (y acá va el gran error que veo en la clase política de ahora) no están dadas, se necesita de creadores de ideas, no de gente que repite un discurso que está sobre la mesa desde hace años. Un político debe ser una persona sencilla por que en un cuerpo complicado es difícil almacenar toda la información que tiene que procesar sin alterar su contenido con juicios de valor. Un político de los nuevos no puede poner a la política por sobre sus otras actividades porque la política como tal no existe, son las diferentes actividades que hacemos y cómo las hacemos las que generan una verdadera vida política.
Los nuevos políticos deben estar enamorados del mundo como para intentar ordenarlo, y para estar enamorados del mundo hay que empezar por observarlo.