Vía de Letras


Al hallarme revisando crítica literaria, encontré una frase que definía al arte como sustituto del conocimiento científico, como metáfora epistemológica. Una expresión del conocimiento a través de la sensación y percepción personal. (Alazraki 1983:57). El artista plasmaba una visión de la realidad válida, en la que el mundo podía ser interpretado a través de las palabras o imágenes. Esta idea se puede graficar, de forma idónea, en la literatura, en casos como los de las novela de carácter sociológico de José María Arguedas o en las novelas del alemán Gunter Grass.

Quisiera señalar a ambos escritores debido a la relevancia y transformación de sus obras pero, sobre todo, a la compresión de su contexto. La obra más importante de José María Arguedas fue Todas las sangres, el resultado del desarrollo de su narrativa comenzando por su libro Agua, que describe la vida de una aldea; en Yawar Fiesta destaca la vida de una capital y en Los ríos profundos describe la vida de Ernesto y su experiencia con los indios. A su vez, en Todas las sangres) trata de interpretar la realidad peruana. Alberto Escobar comentó acerca de esta novela: “Todas las sangres nos da la imagen del problema local, del problema humano, del problema regional, del problema regional frente a la capital, e incluye el Perú dentro del mecanismo internacional de los monopolios y de los intereses internacionales, y coloca ahí esta situación del indio, y del mestizo, y del mundo limeño, y del mundo indígena, dentro de una perspectiva mundial” (Rochabrún 2000:36).

Nuestro nobel, Mario Vargas Llosa, no dejaba de decir que José María Arguedas creía que la literatura debía expresar fielmente la realidad (Vargas 1996:263). Entonces, se puede decir que Arguedas trataba de trascender la ficción para ubicarse en la realidad y, debido a la nueva concepción de la literatura postulada en 1963, en la que el género novelesco podía ser interpretadora de la realidad, Todas las sangres es considerado como un tratado sociológico. Hasta este punto, la idea que quiero exponer es que la obra de Arguedas nos sirve como una forma de concientización de la realidad del Perú de 1964, debido a la gran aceptación que tuvo en su época y que culminó con la primera y única  mesa redonda dedicada a un escritor, por parte del Instituto de Estudios Peruanos. Podría decirse que la literatura peruana dejo de ser vista sólo como un medio de expresión de emociones o experiencias personales, y se convirtió en una “metáfora epistemológica”, pues la obra de Arguedas trataba la temática del problema del indio de una forma profunda, que logró rescatar su cultura y a este personaje milenario.

Un caso similar fue el de Gunter Grass, muchos de nosotros lo recordaremos como el ganador alemán del nobel de 1999 y autor de la obra del Tambor de Hojalata. Esta obra es un universo grotesco y alucinante, donde lo real y lo fantástico entrecruzan sus fronteras. Definitivamente trata sobre un tema social puesto que el protagonista principal, Oscar Matzerath, desdeña cada tabú de la sociedad que contempla desde su aislamiento, entregándose al lúcido vértigo con una inteligencia en una representación infantil. La obra de Gunter Grass se desarrolla en un período entre post-guerras (1° y 2° guerra mundial). Matzerath vive durante la época de la segunda guerra mundial y crece de tal forma que acaba en la locura.

Muchas de las obras de Gunter Grass, reflejan éste período y las personas son sus víctimas. Sin embargo, es allí donde reside su calidad literaria, debido a que su fortaleza radica en la agudeza con que observa todos los niveles de la sociedad alemana, en su capacidad para percibir las corrientes más profundas de la psique nacional, y en su firmeza ética (Coetzee, 2009:158).

Tulla Pokirefke, personaje de la obra Paso de Cangrejo, surge de la sensación de que su sufrimiento no ha sido reconocido lo suficiente, nace de un acontecimiento lo bastante catastrófico como para ser causa de luto nacional, y de éste ha sido relegada al ámbito del dolor privado. Su aflicción, y la de miles como ella, aparecen retratadas de la manera más conmovedora cuando ella quiere conmemorar a los muertos y no puede encontrar ningún lugar para poner sus flores excepto en un antiguo mausoleo nazi. “¿La razón por la que no se nos permite lamentar, reunidos y en público, la muerte de esos miles de niños ahogados es sencillamente que eran niños alemanes?” (Coetzee, 2009:159). Gunter Grass lamentó no haber podido escribir la gran obra alemana que permita cerrar el tema del holocausto, para que su sociedad pueda seguir adelante y cerrar esa página de libro. Sin embargo, sus obras fueron best seller, porque fueron un fenómeno de identificación, en el que existía la idea principal de que las víctimas del holocausto no fueron solo aquellos que perecieron en el campo de batalla, sino los sobrevivientes, lisiados y descendientes. Una sociedad que cargaba un estigma que, en parte, se logró graficar en las obras de Gunter Grass. El autor había logrado generar una conciencia colectiva.

Entonces sólo nos queda preguntarnos ¿Cuál es el camino que debe tomar la literatura? ¿Cuál será su utilidad y finalidad? La literatura ha demostrado ser más que un arte, ha demostrado ser un camino de creación a una mejor sociedad. En nuestro país, vivimos una época dura, el período del conflicto armado interno, una expresión de terror que se ha convertido en nuestro propio estigma. Tanto el cine como la literatura tratan de abordar este tema, en el caso de la literatura como mayor expresión tiene El movimiento kloaka, que nos dieron poetas como María Dreyfus o José María Euguren.

No obstante, debemos seguir buscando y creando para generar este tipo de mecanismos de concientización. No sólo nos enfrentemos a una falta de creación literaria, sino a una sociedad que no estima la lectura. Cada día encontraremos nuevos retos, pero las soluciones están a nuestro alcance, si deseamos prestarles atención.

– Christian Michel Salazar-

Bibliografía:

Rochabrún, Guillermo

2000     La mesa redonda sobre “Todas las sangres”. Lima: IEP: PUCP. Fondo Editorial

Vargas Llosa, Mario

1996     La utopía arcaica: José María Arguedas y las ficciones del indigenismo. México, D. F.: Fondo de Cultura Económica.

Alazraki, Jaime

1983     En busca del unicornio. Madrid: Gredos.

Coetzee, J.

2009     Mecanismos Internos. Barcelona: Mondaroni.

5 Respuestas a “Vía de Letras

  1. Daniel Velazco

    En la competencia por reflejar la realidad social de una época, la literatura siempre ha resultado un instrumento más eficiente, más inmediato, que la historia.
    Felicitaciones por tu esfuerzo Michel.

  2. Michel Salazar

    Gracias, Daniel. Es que en Vanguardia tengo muy buenos amigos que me enseñan, poco a poco, todas las perspectivas que pueden haber.

  3. Estelí Celeste

    No es la atención a la artes lo que se precisa. Es, quizá, el paso de la mente a la creación, lo que hace falta. Porque la literatura o el cine no tiene un propósito conscientizador, sino es más una necesidad de expresión, a razón de la reflexión sobre la realidad que percibimos. Por eso lo que hace falta, es mirar con cuidado, más atentamente, la realidad misma, no?

  4. Andy0la0andante

    Arte en sí mismo es expresión, el artista no tienen ningún fin más que el de sacar de sí mismo la poeisis (el acto de expresión creativa, o creatividad que se expresa). Si bien, hay artistas que intentan tener una mirada crítica a la sociedad, el arte es sólo para el artista, es decir, que este no hace arte para que los demás lo entiendan o compren sino que lo hace porque algo en su interior tienen la necesidad de expresarse, su genio interno no puede evitarlo, es su naturaleza.

    Entonces saltan las inevitables preguntas: ¿La literatura es arte? ¿El cine es arte? Si el cine fuera arte, ¿todas las películas son obras de arte? ¿La necesidad de expresión se plasma en todas? ¿O sólo son para fines comerciales? Si algo apunta a un fin comercial, ¿deja de ser arte?

    Más que mirar con cuidado la realidad, es mirarla desde otro ángulo. Como en el caso de la fotografía, en la que defiendo mi postura diciendo que “No hay fotos malas, sino fotos mal tomadas”. Si mirásemos la ‘realidad’ desde otra perspectiva, tal vez podamos ver una realidad que ni siquiera hemos pensado, una que ni siquiera sabíamos que estaba ahí, y transcurría pegada a nuestras narices. Sólo se debe dar un simple cambio de posición de nuestros cuerpos y, dependiendo de uno, dar un paso adelante, atrás, a la izquierda o derecha; cambiar de nuestro sitio de espectadores y, tal vez, convertirnos en agentes de un cambio.

  5. Daniel Velazco

    No se podría incluir a la literatura o el cine como arte pensado en una definición “sólo para el artista”, ya que uno de sus valores es el de poder difundir mensajes en un código inteligible para un público -de hecho, lo escrito por Michel parte del supuesto de que Cine y Literatura pueden ser entendidos y asimilados por la sociedad -. Sin embargo, no es mi propósito aportar alguna mejor definición del mismo puesto que no creo que sea posible -menos aun para mí -; sino a sugerir que se aparten de puntos relativistas como es la discusión acerca de qué es el arte, ya que la propia idea de lo que es arte, su función, lo que debe expresar y lo que se premia como lo mejor del arte a lo largo del tiempo ha cambiado constantemente.

    Por otra parte, aunque Estelí incluyó a la literatura dentro del campo de las artes – y esto de seguro forma parte de su propio background acerca del entendimiento que tenga del arte – el propósito de su comentario no pasa por una definición del arte o la posición de la literatura al respecto. Su propósito es contradecir la tesis de que la literatura trasciende el mero papel de medio de expresión para convertirse en agente generador de conciencia social (segundo párrafo), que lleva a la conclusión de que una mayor atención a la literatura y cine es un medio idóneo para difundir un conocimiento de la sociedad y, de ese modo, puede constituirse en un importante factor para mejorar la sociedad misma (2 últimos párrafos).

    A cambio de contradecir la tesis de la que parte el artículo, Estelí aporta la idea de que ambos, literatura y cine – o el arte en general – son la exteriorización de una cualidad básica humana, como lo es la de la expresión. Según ella, o según lo que deja ver cuando dice que “lo que hace falta es mirar más atentamente la realidad misma”, incrementar la atención sobre estas formas de expresión es en analogía como “contentarse como mirar la foto de una playa teniendo un cuarto con vista al mar”; es decir, que considera preferible atender directamente a las circunstancias que generan estas expresiones (sea cine o literatura) en lugar de a las expresiones, que son meramente sintomáticas.

    Unas cuantas conclusiones generales, el aporte del artículo de Michel es señalar la importancia que poseen medios como la literatura o el cine – más allá de si son arte o no – para mejorar la sociedad a través de la concientización, cualidad que debe aprovecharse apoyando la literatura. Aquello no implica que no se deba prestar atención a la realidad en sí, como sugiere Estelí; es más, es en atención a la preocupación por el buen desarrollo de nuestra sociedad – que pasa por la generación de una conciencia de sí misma y de sus problemas – que surge la idea de aprovechar medios de expresión como el cine y la literatura, de más fácil difusión de lo que quizá pudieran serlo eventuales programas estatales más económicamente punitivos para el Estado y talvez de menor aceptación entre sus receptores.

    PS: “debido a la nueva concepción de la literatura postulada en 1963, en la que el género novelesco podía ser interpretadora de la realidad, Todas las sangres es considerado como un tratado sociológico” ¿Me parece o hay un error en esta frase (2do parrafo, cuarta línea)? Si el género novelesco podía ser interpretador de la realidad, no entiendo por qué una novela que fue concebida con ese propósito se considera un tratado sociológico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s