La otra Tigresa del Oriente: la felina que no colgó su video en Youtube


Sale la nueva edición de Puntos Suspensivos, la revista de estudiantes producida por Vanguardia Universitaria

 

… aquí, una muestra!

 

Hace ocho años habían dos Tigresas del Oriente, sí dos. Lo conformaban Judith Bustos- maquilladora y ahora reina del Youtube, como ella misma se denomina- y Elizabeth Alegría, la protagonista de esta historia. Ahora tiene el nombre artístico de La Tigresa de la Amazonía. Ella no me buscó, yo la busqué. En realidad es más que eso: le quité algunas horas con su familia, le pregunté cosas que no dan ganas de responder. Me narró su vida y aquí su historia que la relata en cursivas.

¿Adivinen a quién le debemos que exista La tigresa del Oriente? ¿A Rossy War por poner de moda la tecnocumbia? No. ¿A Chad Hurley y Steve Chen, los creadores del Youtube? No. La respuesta no es nada creíble. El responsable es Mario Poggi. Sí, el del cabello verde, ese pseudo psicólogo que asesinó al supuesto “Descuartizador de Lima”, Díaz Baldín, en el año 1986. Para entender bien hay que rebobinar la historia. REW.

PLAY. Elizabeth Alegría y su esposo siempre tuvieron aficiones al arte. Su círculo de amigos eran escritores, poetas y pintores. Alguno de ellos le presentó a Mario Poggi. Era la primavera del 1994. Con el pasar de los almanaques, la amistad se fue fortaleciendo. Tanto así que, dos años después, Poggy fue el padrino de bodas de Elizabeth. Como regalo de bodas le dio la escultura de una cabeza con la lengua afuera que nadie entendió qué significaba.

Un día, Leónidas Zegarra -el director peruano de las películas “La chica buena de la mala vida” y “Vedettes al desnudo”- decide filmar la película “Mi crimen al desnudo”, trató del homicidio cometido por Mario Poggi. En un escena necesitaban a una esotérica (brujita). Poggi le avisa a Elizabeth Alegría. Ella hace el casting, la escogen y llega a actuar.

Tigresas en peligro de exhibición

Todo se inició cuando grabamos la película. Ella (Judith Bustos) era maquilladora. Yo actuaba de pitonisa. Así nos conocimos y nos hicimos amigas. Un día decidimos hacer un grupo musical. Ella le dijo a mi esposo que quería cantar rancheras, pero como él vio que Judith no cantaba nada, acordamos hacer cumbias alegres. Así nacen Las Tigresas del Oriente. Era el año 1999.

Su madrina fue Susy Días. Su primera presentación en la televisión nacional fue en “Atrévete con Andrés” (programa de Chibolín donde se buscaban nuevos talentos). Esa fue la primera vez de las dos (que salieron en televisión cantando): Judith Bustos tenía 54 años y Elizabeth Alegría 41. Nunca es tan tarde para la primera vez.

Entonces yo le dije a Edith: “Hay que presentarnos”. Y ella: “No, todavía no estamos preparadas”. Yo le dije que es importante presentarse, que ya era tiempo, además, a nuestros años, ya no es para estar esperando. Ya teníamos un año practicando y un CD con cuatro temas.

Meses después, en la combi, un señor le pregunta a Elizabeth: “Señora, una pregunta ¿Usted no conoce a artistas? Elizabeth Alegría le dijo: “ Yo soy artista. Tenemos un grupo musical”. El señor le pregunta cómo se llaman. “Las Tigresas del Oriente”, rugió Elizabeth. Contratadas.

 

CONTINUA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s