Pensamientos suicidas


Me preguntaba qué se sentiría suicidarse. No es una ingeniosa reflexión partiendo de que ya muchos repararon en ello, inclusive trascendieron. Van Gogh se pegó un tiro en el estómago pero no logró hacerlo, no murió pero estoy seguro que no pudo tomar más leche fresca por las mañanas. En cambio, sé de algunos que sí lo lograron y con mucho éxito. Ahí tenemos a la hermana de un íntimo amigo que amenazaba con suicidarse cada vez que le exigían ir al colegio, tras reiteradas amenazas terminó haciéndolo, pero fue porque su mamá le prohibió leer  a Miguel Ángel Cornejo. Generalmente los suicidios no son muy ingeniosos, oscilan entre las ya conocidas formas de:

·        colgarse de un cordón en el centro de la sala de su casa (a modo de foco ahorrador),

·        tirarse de algún puente o balcón (de preferencia saludando a los espectadores que no dudarán en corresponder),

·        tomar veneno disuelto en algún líquido (es casi un compromiso nacional hacerlo con Kola Real y Racumín),

·        enfrentarse a un campeón de lucha libre que lleve de sobrenombre “Pit bull” (si no encuentran ninguno con ese apelativo, es mejor desistir, podemos mancillar nuestro honor muriendo a manos de “Salchicha” u “Ovejero”, por ejemplo).

·        pegarse un tiro en la sien (me da vergüenza ajena nombrarla, pero hasta ahora hay muchos que optan por esta forma, debe aclararse que esta performance es también una última opción, cuando ninguna de las anteriores funcionó).

Me causa desilusión pensar en terminar conmigo de una manera tan aburrida. Bueno, debería decir “no es que haya sido muy entretenido en vida”, por eso de la modestia, pero no lo diré más exactamente pues aún estoy vivo. Hablando de eso, Martín me prestó un libro antes de su viaje a Ayacucho (se me ocurre que uno puede suicidarse en la entrada de Ayacucho vestido de senderista y con el libro de Beto Ortiz en la mano), eran unas reflexiones disparatadas de Woody Allen, les comento pues en una de esas Woody dice: “Una vez más intenté suicidarme… esta vez mojándome la nariz para meterla en el enchufe de la luz. Desgraciadamente, se produjo un cortocircuito y solo conseguí que explotase la nevera….” Es claro, uno puede ser más ingenioso, es cuestión de tiempo, como todo, uno no aprende a manejar bicicleta de buenas a primeras, solo mi hermano lo hizo y fue porque lo empujamos por la bajada de Armendáriz…

Hace algunas semanas veía las noticias y una reportera anunciaba un suicidio pasional, hablaba de un joven de 14 años que se enamoró de su mamá y cuando se enteró que el Código Civil prohíbe los matrimonios entre consanguíneos en línea recta, decidió estudiar Derecho para cambiar las reglas… Bueno, siempre pensé que el Derecho era algo así como la muerte.

Días después de las semanas pasadas, me desperté con este malestar en la garganta que tenemos algunos cuando soñamos con una borrachera. Me cepille los dientes y quise hacer lo propio con mis amígdalas, pero el cepillo no era tan flexible como el que sale en el comercial de Colgate, me sentí estafado. Ahora que lo recuerdo, un amigo Iraní me contó que en su país la gente suele morir por culpa de garrapatas que suelen vivir en sus pobladas barbas. Le dije que sería muy ingenioso procurarse garrapatas en las barbas para así suicidarse, él me dijo que no le parecía ingenioso sino muy aburrido, a no ser que se trate de Mahmud Ahmadineyad y de garrapatas de circo mongol.

Hoy me di cuenta que tengo una mancha en el cuello, tiene la forma de América del Sur. Me he puesto a pensar qué quiere decir el destino con eso. ¡Oh destino, qué me quieres decir! No encontré respuesta. Pero sí el reproche de mamá por “gritar como loco en la madrugada”. Pensé en un cuento: un chico que escribe (¿debería poner “postea”?) historias soeces en un blog comunal para hacerse famoso, cuando se da cuenta que su mamá empieza a hacer lo mismo pero con éxito, se suicida comiéndose todos los tomos de la última edición del Diccionario de la Real Academia Española.

El sábado último tuvimos una reunión de nuestro grupo Vanguardia, no todos asistieron pero fue muy divertido. Eso quiere decir que si todos hubiesen asistido hubiese sido mejor. ¿Entienden?, por eso puse “pero”… O sea, mejor… Es decir: más divertido… Es un cumplido para todos, quiero expresar que somos un grupo con individuos muy interesantes. Ah, y si puedo recomendarles algo: no tomen Caral.

He estado coordinando una alianza estratégica con la librería La Familia, puede que sea nuestro próximo punto de venta de Puntos suspensivos, nuestra revista que está próxima a parir su tercer número. Hablando de parir, el joven que me atendió en la mencionada librería era muy delgado, lo que me llevó a pensar en darle de comer, el hombre era demasiado escuálido, seguramente su mamá no sufrió mucho al parirlo, hasta yo pude haberlo hecho.

Antes de que Martín viaje, recuerdo que conversamos un poco y recordábamos momentos pasados. Antes, cuando niños, solíamos viajar al Norte, a Paiján, un pueblito al norte de Trujillo, a quemarnos bajo el sol candente, a ensuciarnos con la tierra de las chacras de nuestra abuela, a corretear como locos tras alguna lagartija… sería mentirles si les digo que no planeábamos la reforma del estado y que no pensábamos ya en el inicio de la Vanguardia…

Bueno, ya cuando me disponía a dejarlo todo, a sucumbir ante la monotonía, un pensamiento fugaz iluminó mi panorama: ¿acaso vivir como vivimos no es una forma de suicidarse? Digan lo que digan, estoy plenamente seguro que a nadie le gusta comer menestras los lunes.

20 Respuestas a “Pensamientos suicidas

  1. mi kerydo kenny, una simple inyeccion de aire en las venas y tu cerebro explotara cual globo de gas.
    pd: el pitbull no era era ¨chachis¨ y pesaba 90 kilos

  2. Bueno, un poco desconsolado.
    Algo amarillista.
    Como nuestros tiempos modernos… si tienen algo de cultura y saben lo que hablo

  3. Tienes razón, a nadie le gusta comer menestras los lunes y peor si el sueño de la borrachera termina trastocándose en modorra, vivir como vivimos es ya una forma de suicidarse y menos escandalosa que colgarse de una cordón, tirarse de algún puente, tomar veneno, enfrentarse a un campeón de lucha libre o pegarse un tiro en la sien.

  4. hay cierta sabiduría en el último párrafo.

  5. No hay libros de Beto Ortiz en Ayacucho.
    Lo estan buscando para que cuente muertos nuevamente: los de su familia.

    De otro lado, hay que seguir trabajando la narrativa a lo Woody Allen, sino, siempre puedes ir a buscar libros de Ortiz a Ayacucho (lo que me recuerda que la Puca Picante no es tan picante, y que sale perdiendo frente a la Trucha Frita, y claro, si vas a “Urpicha” puedes arreglar con la seño’ que te de la chica gratis).

    La reu vanguardista de fin de ciclo estuvo bien, ignoro si más es mejor, pero esas cosas no me las pregunto. Me pregunto si Chinaski habrá visto ya el video de Olaya, será por fin conciente de la verdad, y no será que su gemelo no regreso a él, y ese es un cuento para afirmar una masculinidad que a su vez afirma que “Batman le gana a todos”. En todo caso, la feliz idea de Caral fue de una tal Claudia Luyo, respalda por otro feliz vanguardista que pensaba cosas tirado bajo el sol de Mocan, por la Mariposa, a un par de granjas de la Tía Susana (a la cual estafaste con un billete de 10 soles que trajiste desde Lima con esa finalidad) y de espaldas al ganado Cebú… de no recuerdo quien).

    Creo que deberíamos ir todos a Paiján, o a Casa Grande o a la Quinta, o a donde sea, pero todos y no como el sábado. Ahora, estoy seguro que Dante quisiera que seamos los mismos del sábado (lo encuentro muy entusiasmado con la Bella Holandesa, quien a su vez parece encantada por este único especimen de los “ario-latinos” o lo que sea: baila salsa y toca el piano…). En Paiján podrías enseñar a todos a nadar… en la acequia, en todo caso, esa podría ser una forma interesante de ponerle fin a la vida… eso u oler la ropa interior de Beto Ortiz cuando observa con “amor” a Galleta (véase Maldita Ternura).

    Nota: estoy en Lima, el vuelo de ida estuvo bien, fue mala idea volver en bus.

  6. Francisco Holguín

    Oe tio, cuando t suicides d ahi me dices q tal la experiencia ps…xD

  7. A todo esto, debo decir que me gustaría tener un blog personal pero tengo esta idea que no me deja tranquilo…(pensar que no se deben “publicar” textos sino hasta que se publiquen…¿?…en papel, quiero decir). Prefiero escribir en este blog, es una ventana increíble, es distinto a escribir en uno personal. Me pregunto si Gargarela pensará igual. No. Martín tampoco, estoy seguro. Pero, es que me gusta más el papel. Higiénico es, además, para la mente escribir a mano, mucho rato en la PC te vuelve loco. Bueno, a mi sí, ya cuando empiezo a sentir un calambre en las falanges y un ligero malestar estomacal, digo “es hora de partir”, y se la parto a quien sea.
    Sobre si me suicidaré, lo dudo mucho, primero publicaría algo al respecto, o esperaría que alguien lo haga por mi (que publique por mi…o…ayude al suicidio, el Código Penal contiene este figura, tonto,no?).
    Yo creo que Beto Ortiz hace literatura, sería tonto negarlo. Pero estoy seguro que Aldo Miyashiro lo hace mejor. Dicen que escribe dramaturgia.
    Seguiré escribiendo, así que sigan leyendo este blog. Bueno, lean también los demás textos, están buenos, uno se relaja. Dos y hasta más.
    No lviden visitar Mocán, Paiján, Casa Grande… Es buena la idea de hacer un viaje juntos. Mocan con su ganado cebú, aseguro su diversión. También su trabajo, haríamos cosas interesantes.

  8. ay Martín, tú siempre pensando en mí (:

  9. Amor vanguardista

  10. Abimale Guzmán

    Caracoles, juro que si estubiera vivo eliminaría a todos desde la raíz!,como solía hacerlo me legan al pincho!

  11. No debería aceptar el último comentario, pero me pareció ingenioso………………………………………………….(eso de hablar desde el más allá)

  12. “Tengo que darles una noticia negra y definitiva/ Todos ustedes se está muriendo” (..) Mundo Mágico. Emilio Westphalen

    Pienso que nos pasamos suicidándonos siempre, morimos todos los días, desde las lunas llenas hasta las nuevas, nuestra historia es esa: “automatarnos”. Por ejemplo, nos matamos cada vez que rozamos nuestra piel con nuestros vestidos; más comlejo es matarse viendo a Magaly cuando nuestro morbo puede más y nos compele a lamentar la juerga de Manco (ya sea porque no somos nosotros quienes bailamos con las vedettes o porque queremos futbolistas santurrones que nos den alegrías -por lo menos quedando entre los siete-); viendo noticieros, también nos matamos, esperamos que nos muestren una verdadera realidad y sólo vemos la enorme barriga liberal de un tal García dando discursos sobre el buen momento del país; finalmente, nos matamos creyendo ser precursores del cambio, formamos ideales de una verdadera y original revolución y buscamos implementarlos en esta realidad que nos otorga algunos segundos de vida. (Perdonen este último apunte, Schopenhauer o Maupassant me dictaron el pesimismo del hombre).

    De todas formas, prefiero que mis manos sean detenidas y enjuiciadas por el delito de homicidio, antes que otras manos se vanaglorien de mi muerte. Es parte de nuestra libertad, me mato viendo a Magaly si deseo, me mato fumando (ganjah), me mato creyendo en el cambio y buscándolo. Por último, algunos moriremos creyendo firmemente que fuimos los artífices de nuestra propia muerte, otros morirán (deberia decir moriremos, quizá sea mi manera de morir también) por castigo, es decir por la intolerancia de alguién o de algunos (Dios o el “sistema”).

    Nos suicidamos eternamente, aún cuando muertos nos suicidamos.

    *Si vives sólo…
    Ingenioso sería suicidarse cortando cebollas a la juliana mientras lloras por los ácidos.
    Te cortarás uno a uno los dedos, para ello deberás haberte entrenado cortando pollos, sabrás el lugar exacto donde cortar. Para hacerlo trágico, dejarás mezclar tus lágrimas con la sangre que seguramente brotará de tus heridas, no olvidando repetir el nombre o la razón que te hizo optar por la muerte. También podrás recriminarle a Dios por tu Destino si es que crees en él o recriminarle al gobierno que siempre está abierto a la crítica (que no podrían ser en contra del crecimiento del país, claro está), deberás gritar con angustia. Luego, con tanta sangre que habrás pérdido, seguramente empezarás a sentirte mareado y caerás al suelo (olvidaba, deberás haberlo limpiado antes, no querrás ensuciarte la ropa que compraste en Ripley); en ese momento, empezarás a perder la visión, y puedes estar seguro que si no tienes vecinos filántropos vas por buen camino.
    Todo está listo, ahora la cobardía humana se apoderará de ti, y te arrepentirás de las injurias contra Dios y quizá las hechas contra el Estado. Finalmente, con las manos en tu vientre, ya habiéndote contorsionado en el suelo, haciendo quizá algunos pasos shakirescos, cerrarás los ojos (no tendría sentido que los mantuvieras abiertos) y sacarás la lengua para hacerle una mueca a este mundo gracioso.
    Obviamente, comerse los diez dedos de las manos es mortal, lo leí alguna vez.

  13. jajaja, algo gracioso… pero porque pensar en la muerte cuando estas en la flor de tu vida?? …

  14. la mejor forma de suicidarse (la más efectiva) es un disparo en la boca apuntando al bulbo raquideo… no hay pierde… ya no hay forma de q tu cerebro se conecte con tu cuerpo y mueres de hecho!!! incluso pudes dejar un hermoso decorado en tu pared… tu cabeza explotara de manera divina…

    te lo recomiendo!!!

  15. a mi si me gusta comer lentejas los lunes!! son de lo mejor :D

  16. mmm interesante… tengo mi propio cuadradito rosado!!! no me gusta mucho el rosado, peor esta bien

    saludos

  17. Korina me pasó este blog, no tienen mucho de políticos, o si lo tienen saben como amenizar, no los crítico porque ya la política es aburridaza…me gusta este articulo, ta bueno, creo q conosco a kenny…llevamos filo con Quintanilla :) también con korina, lo llevamos juntos se acurdan?…vi pelas de woody y como lo citas, si tienes ese estilo…ah, tambien he leido la revista, asi que avisen ps, yo tb tengo material bueno…:P

  18. Kenny, siempre intentas burlarte de los supuestos estándares. tu texto es muy gracioso, en clase siempre andas escribiendo prositas y rimas con contenido muy satirico…pero esto esta de la pm…bro, wena narracion, a ver si me publican algunos cuentos ps, ya te he dicho, yo tengo pa publciar en PS…no me odien por haberme salido…ya les explique, felicito a kenny por el articulo, poco usual…un abrazo bro, saludos a la gente de vanguardia. nos vemos en clase

  19. El que dejo de existir

    Si Kenny fuera menos necio y dejara de escribir seria mucho mejor. Se estan pudriendo, queridos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s