Durante la noche


Eran las 9:30 de la noche, cuando los motociclistas del KFC se ven muy lindos con sus cascos puestos, cuando te da ganas de bajarte del bus y comprarte un tower crunch pero, como siempre sucede, resulta que no tienes los s/.5.99 o 6.99 que te piden.

 

Y eran las 9:36, Av. Canadá, ya falta poco para llegar a casa, pienso en esa leche caliente y algo más que pueda hallar. Pienso en el descanso y la siempre provechosa lectura nocturna y pienso muchas cosas más.

 

Como varios de ustedes suelo mirar la calle desde el interior del bus, claro si no estoy aplastada como sardina. Algunos pasadizos solitarios, paraderos llenos de rostros inciertos y cansados. Singulares vendedores de golosinas a un sol, esas que te animan y te dan calor. No sé si es la naturaleza de los viernes, pero también ves gente agrupada con botellas en la mano, cigarro entre los labios, carcajadas, jaloneos, gritos…Ves muchas cosas. Y ahí están, aunque no los veas o no los quieras ver, porque te sientes afectado, ahí están y te duele.

Un niño de no más de 6 años ayudando a su madre, hurgando entre la basura, si tienen suerte encontrarán una botella de vidrio o de plástico, porque la de vidrio vale diez céntimos. Un adolescente limpiando un auto. Un anciano con una bolsa de caramelos en la mano, con un bastón como único apoyo pues todos le han dado la espalda. Entre algarabía, carcajadas y pistas rotas, están pasando cosas, hay movimientos, hay protestas, hay reclamos. Hay problemas de pobreza y desnutrición, porque la pobreza rural que es la más cruda no se ha reducido. Hay injusticia y hay cajones de frutas que se venden por un sol, un sol. Hay friaje, ganado que se muere y hectáreas de tierra que se pierden. Hay hambruna y epidemias, hay un seguro estatal de salud, pero con paros que se convierten en mensuales.

Tenemos de “todo” y encima nos quejamos. Claro, sería bueno tener también respuestas, soluciones y con suerte… conciencia social y políticas públicas, creo que eso ayudaría…

Y me pregunto, si las cosas pasan por qué nadie se da cuenta. O es que nadie se quiere dar cuenta. Porque prefieren atesorar beneficios, resguardar a los propios. Suficiente se tiene de grupos universitarios que dicen hacer cosas, mandándose hacer polos con sus nombres, vanagloriándose de ser muchos, pero que al final no hacen nada.

Hay que dejar de mirarse al espejo. tienen muchas cosas que decir

3 Respuestas a “Durante la noche

  1. Es cierto mi querida Alixia! las cosas ocurren y todas a nuestro alrededor y que hacemos absolutamente NADA! Por todos ellos es hora de hacer algo, algo de verdad, que propicie el cambio y ese cambio esta en nuestras manos!

    Un Abrazo…XiO!

  2. García, Charly dice: no existe una escuela que enseñe a vivir…
    Yo siempre le he creido.
    Sin embargo, parece ser que tenemos lúgubres espacios de indiferencia y distancia…
    Vamos perdiendo la capacidad de indignarnos…
    Y eso nos daña como seres morales…como seres sociales…
    Ahora, en la mañana, un anciano,de más de 80 años, por su rostro hecho girones y su andar en camara lenta, marco de gris toda mi mañana…

    En fin, me he puesto triste… lo unico que me reconforta es saber que como vanguardista estamos en pie de lucha y pretendemos cambiar las cosas…
    voy seguro que llevamos buen viento,

    keep going alicia!

    m.

  3. QUE BONITO ALICIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s