APERTURA DEL AÑO ACADÉMICO 2008 – PUCP


Tal cual boda de Juan Diego Flores, en nombre de Vanguardia me encontraba asistiendo – con la camisa afuera –, junto a un grupo de personas bien enternadas y de edades algo avanzadas, a la ceremonia celebrada el viernes 4 de abril, por motivo de la apertura del año académico 2008 de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

 

Al ingresar al Auditorio de Derecho a las 6:00pm, el rostro de una chica muy bien parecida me dio la bienvenida regalándome una sonrisa, sonrisa a la cual correspondí  – velocidad ante todo puee… – con unas buenas tardes.

 

Una vez dentro, el ambiente expresaba amistad, todos se daban la mano, todos se conocían. Busqué un asiento y me senté en él mientras acompañaba a Kaiser Lupowitz a hablar de Melville con una discusión comparada con Hawthorne junto a una linda joven pelirroja que otorgaba placer intelectual a sus clientes, Sherry[1].

 

Se dio inicio a un gran silencio, el Ing. Guzmán había ingresado al auditorio acompañado de un joven representante de estudiantes ante la REA – del cual no recuerdo su nombre felizmente – , Dr. Marcial Rubio, Ing. Ismodes, entre otros juntos con el coro.

 

EL REPRESENTANTE ESTUDIANTIL

Luego del himno nacional y el de la universidad, le cedieron la palabra al joven representante de estudiantes ante la REA. De cabello largo, cogido en una cola de caballo, rostro delgado y notables anteojos negros, el joven estudiante, de polo blanco traslucido a través de la camisa manga larga blanca que llevaba puesta y con una corbata guinda delgada, se dirigió al estrado y al público. Sin despegar la mirada de los dos o tres papeles que llevaba cogido en ambas manos, empezó felicitando el papel que desempeñó la universidad en este último año, felicitando a las autoridades del rectorado, administrativos y demás, sin ser mezquinos obviamente. Luego de ello, y en el mismo tono horizontal con el que hizo las felicitaciones procedió con los reclamos!, entre ellos, los ya temas conocidos por toda la comuna como es el caso del alza en los precios de los básicos (menú consumido por la mayoría de los estudiantes debido a su bajo costo, aparte del económico), asimismo, instó a que haya más comunicación entre alumnos y autoridades subiendo el número de representantes estudiantiles en la REA.

 

Mientras Kaiser intentaba llegar dónde Flossie insistiendo a la joven pelirroja que le señale su paradero[2], iba terminando el discurso monótono de aquel representante estudiantil, discurso que dejó en mí, y probablemente en todos lo presentes, una gran desazón el saber que tal capacidad de expresión sea una de las voces que nos representan a cada uno de nosotros, y que con ella se expresen las cosas que deseamos y queremos, las ideas en las cuales nos sirven de cimiento para un desarrollo continuo que nos mantenga dentro de las expectativas que queremos como universidad. En fin.

 

 

ING. ISMODES, DECANO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS E INGENIERIA

Luego de su pausada caminada y bajo perfil, tomó asiento en el extremo izquierdo de la gran mesa guinda para enseguida dar paso a un Ing. Ismodes, decano de la Facultad de Ingeniería que este año se encuentra conmemorando sus 75 años de fundación. Mientras tanto Kaiser había encontrado a Flossie quien poseía un arma, de cañón 38, que apuntaba directamente sobre la cabeza de Kaiser.

 

Ismodes llamó la atención sobre la responsabilidad que tenemos, no solo hoy en día, sino, con devenir del tiempo, como universidad líder, como universidad Católica responsable e indirectamente influyente de las decisiones que se toman con respecto al rumbo del país, ésta, por ejemplo, a través de sus alumnos y exalumnos, ahora distinguidos profesionales en diferentes campos, como el político, científico, artístico, entre otros muchos. Asimismo, instó a tomar conciencia de los problemas que presenta el país hoy en día, en el que se vive dentro de una sociedad de conocimiento.

 

Dentro de este campo del conocimiento, el Ing. Ismodes mencionó el problema que presenta la educación en tanto cohesionadora cultural, es decir, qué tan integral queremos que sea nuestra sociedad cuando vemos que existe una inmensa brecha, una inmensa diferencia entre la educación que da en un colegio estatal y en un particular, entre la educación brindada en los colegios y los que la universidad exige, entre la formación que genera un instituto de educación superior y una universidad, y dentro de ella, la diferencia que existe en los estudios de pregrado y los de postgrado. Entonces qué tanto tratamos de entendernos como sociedad, como grupo humano y marcar una meta común en la que nos podamos entender, lamentablemente no la hay.

 

Mencionó, dentro de este campo de la educación a un conocido programa de efectividad impulsado por la universidad en el cual enseñan a sus estudiantes a ahorrar hasta un 40% de recursos y así ser más efectivos en las actividades que realizan, entonces ¿por qué la universidad, a manera de curso de capacitación, no envía a sus profesores y demás personal a instruirse sobre ello? ¿Acaso no se haría ahorrar a la propia universidad hasta un 40% de sus recursos?, es irónico pensar en ello; sin embargo, muchos siguen sentados en sus banquillos luchando por aquellos problemas que nos acechan. Como se lo mencionó a un grupo de sus estudiantes una recordada anécdota en la que se tiene a un hombre de la caverna y un ciudadano sentados en la misma mesa, pues la finalidad será la misma para ambos, que es en este caso será la de comer, el hombre de las cavernas lo hará con sus respectivas manos, de una manera brusca buscará que ingerir sus alimentos, corriendo el riesgo de coger alguna enfermedad, atorarse, etc. Sin embargo un hombre de ciudad, al poseer un tenedor y un cuchillo comerá de una manera mucho más efectiva y segura al utilizar las herramientas adecuadas para el mencionado fin.

 

Lo mismo puede aplicarse a nosotros mismos, contamos con las herramientas adecuadas, tenemos que ser los suficientemente capaces de utilizarlas bajo un fin común honrando nuestra identidad cristiana y católica, si bien la universidad Católica ocupa el primer lugar en la educación universitaria del Perú, ello nos crea una gran responsabilidad única en la que tenemos que tener en cuenta que los primeros serán los últimos –no entendí que quiso decir, como muchos de Uds. que se encuentran leyendo esto, pero me vaciló lo que concluyó luego- , serán los últimos porque su finalidad será apoyar al resto a avanzar.

 

Por otro lado, siguiendo dentro de la idea de la de una sociedad del conocimiento,  otro problema presentado por el Ing. Ismodes fue el de la Innovación en nuestro país, y lo empezó en base a una pequeña anécdota ocurrida dentro de las instalaciones de la misma universidad. La facultad de Ciencias e Ingeniera está de aniversario, cumple 75 años de su fundación y había logrado ser la primera facultad en la universidad Católica en tener el reconocimiento a la calidad de servicio conforme a la norma ISO 9001:2000 (http://www.pucp.edu.pe/facultad/ingenieria/index.php?option=com_content&task=view&id=313&Itemid=81 ), para lo que el Decano envió una solicitud a las autoridades competentes de la universidad para que, a modo de incentivo por el esfuerzo entregado por el personal en este logro, la Universidad cediera cierta cantidad de dinero para estas personas. Pasaron la solicitud de mano en mano, subiendo de personal en base a jerarquías, hasta que al fin llegó a un responsable directivo quien respondió: “no podemos acceder  su solicitud debido a que no ha habido precedentes para tal hecho”. 

 

(…) Ismodes soltó una sonrisa y en seguida reclamó.

 

La universidad, ante un hecho innovador estaba reclamando precedentes!

 

En seguida empezó a enumerar una serie de estadísticas con respecto a la cantidad de alumnos que terminan la carrera universitaria y cuántos de ellos son los que presentan tesis, obviamente la gran minoría, lo mismo con los doctorados, expresó gran preocupación que no se promoviera la creación intelectual, el Perú la necesita.

 

Y aquí es donde realiza su ingreso E-quipus, como un Sistema organizacional que reúne diversas iniciativas colectivas para contribuir a que éstas se concreten y se desarrollen (http://equipos.pucp.edu.pe/inicio/). Se mencionó los reconocimientos internacionales de éste y el alcance que había tenido dentro de la comuna universitaria, es así que recibe el respaldo de la universidad y se está buscando qué extenderse a diversas universidades de provincias. Sin lugar a dudas un gran proyecto, en el que Vanguardia no deja de estar al lado.

 

Finalmente, encerrando lo dicho anteriormente, el Ing. Ismodes hizo un llamado a la Calidad y Compromiso, que son también la base del lema con el que se conmemora        estos 75 años de la Facultad de ciencias e Ingeniería.        (http://www.pucp.edu.pe/facultad/ingenieria/index.php?option=com_content&task=view&id=364&Itemid=81), e instó a que veamos estos problemas como ricos propósitos, como combustible para seguir adelante en nuestra constante lucha por encontrar cohesión y soluciones.

 

EL RECTOR, “LA BOCA DE LOS ACUERDOS”.

Por otro lado, Kaiser había arrebatado el arma a Flossie lanzándose hacia delante, mientras que llegaba la policía para hacerse cargo del resto[3].

 

Luego de ello, y para presentar una serie de estadísticas y acuerdos logrados por la universidad, el Ing. Guzmán, Rector de la universidad, hizo su presentación y a lo que había ido, declarar inaugurado el año académico 2008. (http://www.pucp.edu.pe/noticias_pucp/index.php?option=com_content&task=view&id=3407&Itemid=1).

 

A diferencia de Kaiser, que luego de tremenda jornada fue en busca de una conocida amiga que para su alivio había estudiado educación física[4], yo me dirigía en busca de una conocida clase que para mi estrés no había estudiado nada de lo que vendría en el control de esa avanzada tarde.

 

 

Diego Ganoza E.


[1] Woody Allen, SIN PLUMAS. En LA PUTA DE MENSA. Barcelona, TusQuests Editores S.A. 2001. pag. 39

[2] Woody Allen, SIN PLUMAS. En LA PUTA DE MENSA. Barcelona, TusQuests Editores S.A. 2001. pag. 40

 

[3] Woody Allen, SIN PLUMAS. En LA PUTA DE MENSA. Barcelona, TusQuests Editores S.A. 2001. pag. 42

 

[4] Woody Allen, SIN PLUMAS. En LA PUTA DE MENSA. Barcelona, TusQuests Editores S.A. 2001. pag. 43

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s